EL SUFRIMIENTO ESPONTÁNEO

Muchas veces recuerdo el momento de mayor sufrimiento de mi vida. De los tres días que mi madre pasó en el hospital, el último fue desgarrador. Recuerdo perfectamente como parte de mi alma se me fragmentaba violentamente con la certeza absoluta de que nunca más volvería a ser lo que era.

Pero en las noches donde el viento sopla rabioso, despertando los tejados añejos y asustando a las más audaces criaturas, y donde parece que todo lo domina con maestría solemne, en esas noches donde el sueño es difícil, y el calor del hogar no es suficiente, entonces me olvido de mí,  y me pregunto aterrado que sentiría ella en esos momentos tan eternos para la mente.

Qué puede sentir alguien ante la certeza inminente de su muerte. Un sufrimiento espontáneo de tremenda dimensión para el cual no logro entender si hay cura posible.

Quizás se trata de que no somos capaces de medir el tiempo racionalmente, y no entendemos nada de esta vida, pues a pesar de su intensidad, apenas parece ser una pequeña partícula atómica en un espacio infinito.

Qué rápido pasan las vidas, y que lento se nos hace un instante de ellas.

No estamos entrenados en el arte de morir, a pesar de su acto certero, y constantemente queremos ser inmortales en nuestro pequeño refugio terrenal.

Y entonces llega ese sufrimiento espontáneo, esa fractura de la mente que nos asoma a nuestra verdadera realidad, y que nos hace mortales de necesidad,  que parece infinito en nuestro cerebro de juguete, y que se estremece ante el acto más verdadero que conocemos.

Uno es capaz de entregar toda su vida para atajar un pequeño instante inexcusable e inevitable, y la única respuesta es la sumisión total y absoluta de nuestra poderosa existencia.

Demasiadas teorías para explicar mi visión en unas escasas palabras.

Sólo, asustado a veces por las circunstancias, me retuerzo nervioso ante una realidad que nos ronda la vida sin que podamos olvidarla.

En estos días, yo se de lo que me hablo.

Un abrazo.

Toño Molero.

image

Anuncios

3 comentarios en “EL SUFRIMIENTO ESPONTÁNEO

  1. Algunos días siento un dolor insoportable en apariencia. La muerte levanta una barrera infranqueable entre dos mundos. A este lado cada cual va contando su historia según le parece. Todos diferentes.
    Sin embargo es curioso que esa realidad de la que tan poco nos gusta hablar , esa muerte inevitable, es la esencia fundamental que nos hace a todos iguales.
    Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Entiendo lo que cuentas Toño, porque yo también me hago estas mismas preguntas cuando me acuerdo de Matilde y es muy a menudo. ¿Como estaría ella? ¿Que sentiría en esos momentos? Siempre me queda la esperanza de que la propia enfermedad y los medicamentos no la dejaran pensar y sufrir con las emociones.
    Lo mejor es que siempre que me acuerdo de ella acabo diciendo que era una “optimista” y que seguro que lo que más le gustaría es que sigamos sus enseñananzas.
    No sé si me he explicado bien, siento no tener las palabras adecuadas.
    Besos y parar lo que necesites, aquí tienes una parte de familia

    Le gusta a 1 persona

  3. Si, la muerte es una realidad. ¿Hacía qué? Hacia lo que nuestra mente quiera. Cierto, nadie ha vuelto para contar lo que hay detrás de ella, pero si miramos más allá de convencionalismos, creencias oficiales, dimes y diretes, seguro que podemos fantasear, aunque sólo sea un segundo, con un “ojalá” que se materialice en imágenes mentales que nos sosiegan, que mitigan el dolor. Así estamos hechos, es el mecanismo de supervivencia, si no, la vida sería insoportable. No es necesario llamarlo creencia, sólo POSIBILIDAD. Es la variante que nos mantiene anclados a una cierta cordura y nos abre la puerta a un “hola, de nuevo”.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s