EL INVIERNO, Y OTRAS COSAS MÁS

A pesar del calendario parece que el invierno asoma tímido, o cansado de costumbres, tal vez pregonando suavemente que estos tiempos son tiempos de cambio, y sin embargo ocultando astutamente el hecho de que siempre ha sido así.

Todo parece preparado para estas horas, para este escenario sin orden, pero solo se vislumbra un recuerdo que parece antiguo, una imagen de postal.

Las tierras no hibernan bajo un manto blanco, haciéndose más fuertes, más fértiles. Acaso se inundan con acuíferos profundos que alcanzan la luz. Acaso han olvidado ya la destreza del alba, los colores del cristal congelado sobre los tejados, la escasa concesión de propiedad a los brotes verdes.

A lo lejos no distingo el reflejo blanco del sol sobre la roca añeja. Quizás por la niebla constante, quizás por la extraña ausencia. Los vientos no son fríos, por lo menos los que intuyo a través de la pequeña ventana.

Y así se comenta que el invierno, a pesar del calendario, está por llegar.

Pero todos sabemos de los cortos días, de la luz que no encuentra su sitio, del amargo silencio de las ramas yermas, del silencio de los parques, y las escasas noches estrelladas.

Este no es un escenario vacío. El invierno asoma con su marca, y bastará con un retazo, con una suave brisa, con un suspiro helador breve para que nos haga presentes.

Ahora, consciente de necesidad, analizo el paso del tiempo, las estaciones, la inquietud humana, la necesidad de control y la necedad del fracaso sobre este. El mundo avanza rápido, a pesar de nuestra mente,  a pesar de nuestro oxidado intelecto. No nos pregunta ni nos contesta, a pesar de nuestro vano interés.

A mí personalmente, me agrada el invierno al igual que cualquier otra estación, pues a pesar de nuestra naturaleza humana que se inquieta constantemente, el espíritu camina indiferente a esta suerte vital.

Que nieve, que llueva, que hiele y que soplen gélidos vientos. Que se apaguen las luces, que se vuelvan grises los árboles y se oculten las estrellas.

Procurad que el alma se entretenga aparte, y solo así podréis disfrutar de este atrapado invierno y otras cosas más.

Un fuerte abrazo.

Toño Molero.

21468946546_d9733b711c_o

Anuncios

3 comentarios en “EL INVIERNO, Y OTRAS COSAS MÁS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s